Saltar al contenido

Carreta de la rata: Qué es y cómo salir

La carrera de la rata es un término que Robert T. Kiyosaki usó en su libro Padre Rico Padre Pobre (ver en Amazon) y que desde entonces ha cautivado a miles de personas.

Y es que este término es amado y odiado a partes iguales, pues todos hemos estado, o estaremos en algún momento en la carrera de la rata.

qué es la carrera de la rata y como se sale

Qué es la carrera de la rata

La carrera de la rata es una representación de cómo vive la sociedad actual con respecto a sus finanzas. Siendo esclavos del sueldo que esperan que llegue mes a mes y deseando un aumento de 50 euros para poder seguir gastando.

¿Por qué Robert Kiyosaki identificó este tipo de comportamiento con el término «carrera de la rata«? Principalmente porque es algo cíclico, como esos ratones corriendo en la rueda en la que por más que corran no son capaces de salir.

Lo mismo pasa en la sociedad actual con un sueldo, nunca es suficiente, pero cuando la gente tiene la oportunidad de un ascenso, vuelven a la misma situación de miseria.

Aquí puedes ver una historia personal en la que me topé con una de esas personas que, si bien no estaba en la carrera de la rata, estaba punto de meterse de lleno:

Hace tiempo trabajaba como repartidor, cobraba menos de 500 euros al mes y con algunos trabajos de freelance era capaz de aumentar mis ingresos hasta los 530 euros al mes. Por supuesto, con ese dinero debía pagar el alquiler, la luz, internet, comida…

Vivía en un piso compartido, y uno de mis compañeros trabaja por un salario de 1100 euros mensuales, ¿sabéis quién se quejaba por falta de dinero? Él.

A esto es a lo que se refería Robert, por mucho que corra la rata no va a ir a ninguna parte, pues sigue en la rueda, sigue en la carrera de la rata. La única manera de avanzar es salir de ella.

Y ojo, este chico tenía ciertos ahorros, pero desde luego muy pobres para el sueldo del que disfrutaba y el tiempo que llevaba trabajando. Pero todo tiene que ver con lo que Robert denominaba una pobre educación financiera.

Entre algunas de las anécdotas que ilustran esto puedo resaltar un día que lo vi en el salón buscando coches. Tenía el carnet de conducir recién sacado y estaba mirando coches para comprarse uno. Vivíamos en una ciudad pequeña, en la que iba andando al trabajo. Además, aunque lo usase para ir a trabajar tampoco podría aparcar, pues trabajaba en el centro. Le pregunté que para qué lo quería y me dijo que para ir a ver a la familia de vez en cuando.

Me interesé y le pregunté que qué coches estaba viendo. Para mi sorpresa, no veía ninguno por menos de 13.000 euros. Alarmado por semejante gasto (totalmente innecesario), le animé a que buscase algo más barato, aunque creo que no me hizo caso.

¿Realmente es necesario gastar 13000 euros (un dinero que por supuesto no tenía) en un coche para usarlo 4 veces al mes?

Y como él, mucha gente, trabaja en un trabajo que odia para comprar cosas que no necesitan.

En muchos casos, pidiendo préstamos para comprar una mierda de coche que ni siquiera necesitan, endeudándose de por vida por comprar una casa, o simplemente desperdiciando el dinero, consiguiendo encerrarse en la carrera de la rata de por vida..

Y cuanto más tienen, más gastan, esa es la rueda en la que las ratas se ven, y en la que muchas personas están gracias a una nula educación financiera.

Con este vídeo se trata de hacer una sátira a cómo es la carrera de la rata en la que tantas y tantas personas se ven inmersas:

Evita la carrera de la rata

Si de verdad queremos ser independientes del Estado en el terreno financiero debemos evitar la carrera de la rata a toda costa.

La principal manera de hacerlo es, por supuesto, con nociones básicas de educación financiera. Y el pilar fundamental es, gastar solo el dinero que sea imprescindible.

Gastos como la vivienda, luz, agua, comida… Son necesarios, ¿pero realmente necesitas todas esas cosas que compras?

Por supuesto que no. Si tras cubrir todos tus gastos necesarios te sobran 300 euros al mes, guárdalos, en un futuro te pueden servir para una inversión que haga que dejes tu antiguo trabajo y puedas dedicarte a lo que gusta.

Sin embargo, el principal problema que comete la gente es, incrementar su nivel de vida a la vez que aumentan sus ingresos, de modo que por mucho dinero que ganen, siempre se verán en esa rueda de deudas y gastos que no para de aumentar.

Cómo salir de la carrera de la rata

Mucha gente se encuentra en la carrera de la rata aunque no lo sabe. Pero lo el paso más importante para escapar de la carrera de la rata es admitir que estás dentro.

Como saber si estás dentro de la carrera de la rata

No se si conoces el dicho ese de:

Vemos la paja en el ojo ajeno, pero no la viga en el nuestro

Algo similar pasa con la carrera de la rata. Con un poco de perspectiva, sería muy sencillo darse cuenta de que te ha atrapado. No obstante, parece que somos incapaces de darnos cuenta de que estamos en ella.

Por ello, a continuación se muestran una serie de preguntas en forma de afirmación que todos deberíamos replantearnos cada cierto tiempo:

Dejar tu trabajo actual te arruinaría en muy poco tiempo

Como se viene mencionando a lo largo de todo el texto, uno de los pilares que forman la carrera de la rata es que tus gastos aumenten al mismo ritmo o incluso superior que tus ingresos.

Por ello mucha gente es esclava del trabajo, pues han adquirido tal nivel de endeudamiento que no pueden ahorrar: la hipoteca de la casa, las letras del coche, comida, luz…

Así, acuden a los trabajos que odian solo para poder mantener lo que tienen. Eso si, como les suban el sueldo ten por seguro que no tardarán en gastárselo.

Gastas sin control

Mucha gente piensa que esto es una tontería, ¿para qué saber en qué gasto mi dinero si no me queda nada a final de mes?

Pues precisamente por esa razón. La gente no sabe como manejar su dinero ni cuando ganan 1000 euros al mes pero quieren ser ricos.

Precisamente por este motivo. La gente no sabe en qué gasta el dinero ni cuando ganan 1000€, ¿cómo van a saberlo cuando ganen 5 veces más?

Este es el motivo por el que la gran mayoría de la gente que gana la lotería se arruina en los próximos años.

Personalmente recomiendo tener un Excel en el que se escriban los ingresos según su procedencia y los gastos. Así, de una manera objetiva puedes saber en qué se van tus ahorros, que al fin y al cabo es tu energía.

Yo mismo me alarmé el primer mes que lo hice, gastaba muchísimo dinero en cosas que no necesitaba. Solo me hizo falta hacer unas sumas y unas restas para darme cuenta.

Compro cosas porque me lo he ganado

Absolutamente todo el mundo ha dicho esto en algún momento. Y ojo, no quiere decir que de vez en cuando no nos merezcamos algo gracias a nuestro duro trabajo.

Eso si, esto no se puede convertir en la excusa por excelencia para justificar todos esos gastos sin sentido que haces mes a mes y en los que se malgastas una gran cantidad de dinero, metiéndote de lleno en la carrera de la rata.

Pueden parecer premios, pero realmente son lastres, que poco a poco van pesando cada vez más y que no te dejan salir de la carrera de la rata.

consejos para salir de la carrera de la rata libro pdf

¿Realmente lo necesitas?

Este libro resume la principal pregunta que hay que hacerse antes de comprar algo: ¿Lo necesito realmente o es un simple capricho sin sentido?

No te marcas objetivos económicos

Cuando todo el dinero que entra en tu cuenta tiene el mismo objetivo (gastarlo), la tarea de ahorrar se hace cuesta arriba. Pero si sabes de antemano a qué vas a destinar tu dinero, puedes distribuir parte de tus ingresos al ahorro.

Cuando cobraba 500 euros al mes, sabía perfectamente que tenía que ahorrar 100 euros mínimo, por tanto lo veía como «una obligación». Para mi ahorrar era como una tarea más que requiere una cantidad determinada de dinero para llevarse a cabo.

De este modo podrás, poco a poco generar un colchón para imprevistos e incluso para invertirlo, de manera que empieces a crear una columna de activos, tal y como Robert Kiyosaki defiende en su libro.

¿Y qué pasas si solo puedo ahorrar 20€ al mes? Pues empieza por esos 20 euros, al cabo de un año serán 240€ que puedes usar para invertir y multiplicar tu dinero.

Tus gastos sobre pasan a tus ingresos

Si tu objetivo es salir de la carrera de la rata, necesitas crear una columna de activos que sea muy superior a tu columna de pasivos. Es decir, que aquellas cosas que te den dinero, te den más dinero del que te quitan otras cosas, o como diría Robert, tener un cashflow positivo.

Sin embargo, la gente suele aumentar sus gastos conforme sus ingresos aumentan:

«Ahora que me han aumentado voy a aprovechar para comprar ese coche que llevo queriendo tanto tiempo. Aunque claro, ya que estoy me lo quiero comprar nuevo, me merezco este capricho tras tantos años trabajando»

Así, gente que con 1000 euros al mes podría vivir muy bien, sin preocupaciones a nivel económico y con un nivel de ahorro importante, acaban viviendo en la miseria. Todo, por tener unos gastos mayores a sus ingresos.

8 Claves para salir de la carrera de la rata

Una vez has podido ver si estás, o no estás dentro de la carrera de la rata, llega el momento de que, en caso afirmativo, te pongas manos a la obra.

Aunque probablemente si has llegado hasta aquí es porque te interesa lo que te voy a contar, así que toma nota:

1: Debes querer salir

Muchas veces es complicado aceptar la realidad, sobre todo cuando se trata del aspecto económico. Pero no nos podemos dejar llevar por las emociones, debemos ser conscientes de qué cosas hacemos mal para remediarlas.

En un ejercicio de humildad, debes replantearte si de verdad quieres conseguir la libertad financiera, si de verdad quieres dejar a un lado esa vida cíclica en la que vives esperando la siguiente nómina y en definitiva, si de verdad quieres guiar tu vida hacia tus objetivos.

Una vez tengas claro que quieres escapar de la carrera de la rata todo será más sencillo.

2: Educación financiera

Solo aquellas cosas que no sabemos son las que nos hacen débiles, el conocimiento es poder.

Actualmente, ser capaz de llevar tus finanzas personales es más sencillo que nunca. Existen miles de blogs que escriben contenido de calidad sobre el tema.

Puede que estés tan atareado que no te de tiempo a leer, aunque déjame dudarlo, todo el mundo tiene 10 minutos para leer un artículo o libros de finanzas. Aquí puedes ver algunos ejemplos:

Por el contrario, si quieres formarte pero realmente no tienes tiempo, te recomiendo escuchar podcasts. Son la manera perfecta de aprovechar el tiempo: mientras conduces, mientras vas al trabajo o mientras haces tareas de la casa como limpiar.

La información está ahí fuera, aunque solo está disponible para aquellos que saben mirar.

3: Ahorra

Gastar más dinero del que consigues ganar te hace esclavo de un sueldo, no puedes vivir sin él. A medida que ahorres, tu libertad irá aumentando.

Si te resulta complicado, intenta aumentar tus ingresos, pero sobre todo, intenta gastar menos.

4: Gana dinero extra

Nos guste o no, el dinero es poder. Cuanto antes comprendas las reglas del juego en el que vivimos inmersos, antes podrás sacarles el máximo partido.

Busca la manera de ganar dinero, guárdalo sabiamente y utilízalo de la manera correcta. A la larga te hará libre.

5: Consigue activos

La vida evoluciona, y afortunadamente ya no es necesario que te partas la espalda para poder poner un poco de comida en el plato.

En Padre Rico Padre Pobre, Robert T. Kiyosaki hace hincapié en que lo más importante para salir de la carrera de la rata es aumentar tu cartera de activos.

Un activo es todo aquello que meta dinero en tu bolsillo en lugar de sacarlo. Cuantos más de estos tengas, mejor te irá, pues con poco trabajo, podrás cosechar los frutos de ese activo.

Si consigues los suficientes, puedes evitar tener que levantarte todas las mañanas apara ir a ese trabajo que te roba la energía, te produce dolor de cabeza y que cuando sales, solo piensas en descansar.

como se sale de la carrera de la rata, plan de escape

Esto no quiere decir que cuando tengas tus activos no tengas que trabajar, pues todo requiere un mantenimiento, pero no será nada parecido a lo que has vivido hasta es momento.

6: Invierte lo que ahorres

Ahorrar el dinero es muchísimo mejor que gastarlo en cosas inútiles, pero el siguiente paso hacia tu libertad financiera es invertir ese dinero, el único camino eficiente hacia la huida de la carrera de la rata.

Los pobres y la gente de clase media trabajan para obtener dinero. Los ricos, en cambio, hacen que el dinero trabaje para ellos.

Robert T Kiyosaki: Padre Rico Padre Pobre

Existen miles de formas de invertir el dinero, todos podemos encontrar alguna que se ajuste a nosotros.

7: Se minimalista

Mucha gente piensa que cuanto más tengan más feliz será su vida. Incluso aquellos que dicen que a ellos no les importa el dinero, pero aún así trabajan 8 horas todos los días.

Es necesario encontrar el punto medio entre el deseo por cosas materiales, y ser consciente de qué cosas necesitas y cuales no.

Llevar un estilo de vida sencillo te abrirá muchas puertas, realizando los gastos necesarios para llevar una vida sencilla y cómoda, sin necesidad de gastar el dinero para sentirse bien.

8: ¿Cuál es ti vida ideal? ¿Estás trabajando para lograrla?

La sinceridad con uno mismo es fundamental. Saber cuáles son tus objetivos a largo plazo te permitirá fijar objetivos a corto plazo.

Ganando pequeñas batallas finalmente ganarás la guerra. Es decir, conseguirás la vida que buscas.

Todos tenemos objetivos, lo importante es ser honestos y hacernos la siguiente pregunta: ¿Estoy haciendo todo lo que puedo para conseguirlo?

Lecturas recomendadas:

¿Y tú, estás trabajando para salir de la carrera de la rata? Te leo en los comentarios 👇🏻