Saltar al contenido

Conciencia emprededora: 5 Consejos para Emprender Mejor

El mundo del emprendimiento es complejo, muchas veces te toca ir contra todos los que te rodean y por supuesto, aguantar el tipo cuando metes la pata. La conciencia emprendedora abarca todo esto para que tengas más éxito en tus emprendimientos. ¡Vamos a ver qué es!

¿Que es la conciencia emprendedora?

¿Qué es la conciencia emprendedora?

Podríamos filosofar sobre qué significa eso de la conciencia emprendedora y con mucha probabilidad, cada uno tendrá una opinión diferente. Por eso yo quiero contarte cuál es la mía.

Para mí, la conciencia emprendedora es una manera de entender el emprendimiento. De hecho, la mejor manera de entenderlo. Para explicarte qué es, creo que es mejor que te diga en qué pilares se apoya:

# 1: Emprender es una forma de dar valor

Lo se, la palabra «valor» se está prostituyendo en exceso últimamente. Ahora todo el mundo está con esta palabra en la boca. Pero sí, emprender no es una forma de hacerse rico, emprender consiste en aportar valor.

En definitiva, lo que hace un emprendedor es aportar un servicio, ya sea un producto físico, una plataforma donde conectar con otras personas o simplemente un chico que sube vídeos a YouTube. Todos, aportan algo a la sociedad, y cuando se hace bien, llega el dinero.

Puede que te interese:

¿Sabes cuáles son los mitos del emprendimiento más extendidos?

# 2: Quien es emprendedor, lo es siempre

Uno no es emprendedor de 8h a 15h, uno es emprendedor siempre, porque emprender no es un trabajo, emprender es una forma de enfrentarse a la vida.

El emprendimiento consiste en la autosuperación constante en todos los ámbitos de nuestra vida. Los emprendedores siempre estamos buscando formas de mejorar, ya sea formándonos, leyendo libros o escuchando podcasts.

Por cierto:

Aquí te dejo un artículo donde te enseño los 5 mejores podcasts de desarrollo personal.

# 3: La conciencia emprendedora es perseverancia

Los emprendedores nos exponemos al fracaso a diario. Da igual en qué fase de tu emprendimiento te encuentres, puede que ni siquiera hayas empezado tu proyecto y que aún le estés dando vueltas. Incluso en ese momento puedes fallar.

Pero lo importante no es eso, esto es algo que se presupone. Lo importante es que hay que aguantar. Da igual lo que te echen encima, si tienes un objetivo, tienes que persistir, y llegará un momento, en el que todo irá como querías que fuese.

Al final todo irá bien. Y si no va todo bien, no es el final

¿Se puede desarrollar?

Ahora que ya sabes qué es la conciencia emprendedora (bajo mi punto de vista que para eso es mi web), seguro que te estás preguntando cómo desarrollarla para ser un emprendedor de éxito.

Aquí he resumido los 5 mejores consejos para que puedas mejorar tu conciencia emprendedora:

# 1: Busca dejar un legado

¿Qué es ser un emprendedor de éxito para ti? Vivir en una mansión y tener un cochazo, ¿o más bien crear algo grande?

No te juzgo si eres de los primeros, pero desde luego no es mi forma de ver el mundo empresarial. La única manera de emprender con éxito es buscar de manera activa crear algo grande, mucho más grande que tú.

#2: Agradece lo que tienes, no te conformes

Todos podríamos empezar en una situación mejor. Yo mismo por ejemplo, mi vida sería mucho más fácil si tuviese el dinero que necesito para emprender, o mejor aún, todos los conocimientos necesarios, pero no es el caso.

En este momento puedes hacer dos cosas:

  1. Resignarte y dejarlo estar
  2. O pensar vale, ahora mismo no tengo eso, pero tengo un lugar donde dormir y dinero para poner comida en el plato, solo me necesito un plan para conseguir lo que me hace falta.

Esto puede ser más dinero, conocimientos, contactos, apoyo por parte de amigos y familiares… Sea lo que sea, se puede conseguir.

Pero eso sí, no caigas en la trampa de la conformidad. Una de las frases que más me gustan de uno de mis libros favoritos dice:

Muchas personas mueren a los 30, pero los entierran a los 80

El Club de las 5 de la Mañana (ver en Amazon)

#3: Si hay obstáculos, estás en el lugar correcto

Créeme, no he hecho más que empezar en mi camino hacia el emprendimiento y ya me he encontrado con más obstáculos de los que me gustaría asumir.

Esto hace que me plantee una cosa, ¿estoy siguiendo el camino adecuado?

A simple vista puedes pensar que no, pero ¿cuánta gente que emprende tiene éxito? Por desgracia, no todo el mundo, mejor dicho, muy poca gente obtiene los resultados que buscaba.

¿Y es que hay tanta gente a la que se le da mal emprender? No. El motivo es que es un camino arduo, complicado, lleno de espinas.

Sino, piénsalo así, si fuese tan sencillo emprender, ¿no lo conseguiría todo el mundo?

#4: Deja que tus actos hablen por ti

A todos nos ha pasado que en alguna ocasión hemos dicho que íbamos a hacer algo pero al final no lo hemos hecho, ya sea por falta de tiempo, ganas o simplemente que hemos cambiado de idea.

Esto puede pasar alguna vez, y de hecho, pasará muchas más veces a lo largo de tu vida. En muchas ocasiones tendrás que dejar pasar algunos trenes a los que dijistes que te subirías porque justo después viene uno mucho mejor, eso es parte de la tarea del emprendedor.

Ahora bien, si tus palabras demuestran más que tus actos… Vas por mal camino.

#5: No puedes triunfar si no estás completo

Una cosa que parece que todo el mundo sabe, de la que todo el mundo es consciente, pero que luego parece que se nos olvida, es que hay que ser completos.

De nada sirve ser el mejor emprendedor del mundo si sabes que al llegar a casa tu pareja no te quiere, tus hijos piensan que eres unu capullo o si estás deprimido.

Puede que consigas triunfar y sacar tu empresa adelante durante un tiempo, pero seguro que a largo plazo terminarás cayendo.

Una forma muy clara de verlo es como le escuche a David Marchante hace varios años:

Eres tan fuerte como lo es tu eslabón más débil

Artículos relacionados: