Saltar al contenido

¿Emprender solo o con socios?

Todo el mundo que quiere poner en marcha un negocio se hace esta pregunta en algún momento: ¿necesito socios para emprender?

Dar una respuesta clara a si emprender solo o acompañado de socios es realmente difícil. Y si te pones a preguntar por ahí, puede que no saques nada en claro, pues las opiniones son como los culos, todos tenemos una.

Emprender con gente o no

Así que ya te lo adelanto, si has venido a buscar una respuesta clara, este no es tu sitio. Todos los negocios son distintos, y en algunos necesitarás gente que esté contigo y en otros podrás lidiar con las complicaciones del camino tú solo.

Lo que si puedes encontrar aquí es la información necesaria para poder tomar la decisión correcta.

¿Realmente necesitas un socio para emprender?

Mucha gente se confunde y tiene sus prioridades mal ordenadas. De manera que se preocupan más de los socios con los que va a emprender que de su idea de negocio.

Y ojo, ambas son cuestiones que debemos plantearnos antes de empezar proyecto, pero desde luego, de una de ellas depende gran parte del éxito de nuestra futura startup.

¿Por qué busca socios la gente?

Probablemente se te hayan venido a la cabeza frases del estilo de: La unión hace la fuerza.

Nada más lejos de la realidad, el principal motivo por el que la gente busca socios, no es porque necesiten más «fuerza», sino porque no quieren fracasar, y si lo hacen, prefieren hacerlo en compañía.

Es algo similar a cuando en el colegio reparten las notas de los exámenes. Aquellos que suspenden, siempre buscan a gente que también haya suspendido para no sentirse tan mal.

La gente prefiere llorar junta que reír separada

El libro negro del emprendedor

Es decir, mucha gente se asocia para montar un negocio por miedo. El temor al fracaso se apodera de ellos y, aunque no necesiten un asociado, lo buscan.

Otro de los principales motivos por los que la gente busca un socio es porque se cree que son «gratis». Al asociarse con una persona (hablamos de otro emprendedor y no de un inversor), creen que es más económico que contratar a alguien que realice sus funciones.

Sin embargo, un socio se remunera con acciones, y no precisamente pocas, por lo que al final, un socio que no se necesita puede salir muy caro.

Emprender en compañía de socios es bueno o malo

En qué casos son necesario los socios

No obstante, tener socios puede ser muy importante, por no decir imprescindible en según qué casos. Algunos de estos son:

  • Gente que emprende siendo mayor y que, cuando ellos no estén no quieren vender la empresa.
  • Cuando quieres emprender en un sector que no conoces de nada, asociarte con alguien con conozca el sector por dentro es fundamental.
  • Cuando buscabas financiación en bancos pero no has conseguido el capital suficiente.
  • Cuando no tienes madera de emprendedor. Déjame explicarme, me refiero a esas personas que como emprendedores son muy buenos, pero tienen algunas carencias, como puede ser la toma de decisiones bajo presión. Para estas personas, emprender con alguien que les complemente es una excelente manera de potenciar su negocio.

¿Qué hay que buscar en un socio?

Supongamos que quieres o necesitas emprender tu próximo negocio en compañía de un socio, ¿sabes qué clase de persona necesitas para que tu proyecto sea exitoso?

Para que esta alianza sea óptima y, por consiguiente, vuestra stratup no se sume al montón de empresas que han fracasado, debes buscar ciertas similitudes y diferencias entre ambos.

Entre las similitudes que debe haber entre los socios fundadores encontramos:

  • Dedicación, compromiso y el medio plazo: Ambos socios deben tener un nivel de implicación o una jerarquía de prioridades similares con respecto a la empresa. También es importante saber qué intenciones tiene cada uno antes de empezar la empresa. Hay emprendedores que se dedican a crear y vender empresas, otros, prefieren crearlas y mantenerlas. En este sentido, los objetivos de los socios deben ser iguales, en el caso contrario, la situación se pondrá complicada.
  • Evolución: Todas las empresas evolucionan, o al menos deberían hacerlo. Por ello, los socios deben tener unas miras similares acerca que cómo evolucionará la empresa.
  • ¿Has dónde?: No todos los emprendedores quieren construir compañías multimillonarias. Porque sí, ser Steve Jobs tiene que ser guay, pero también agotador, y no todo el mundo quiere eso. Los objetivos de los socios deben estar en armonía si queremos que todo salga bien.

Diferencias interesantes entre los socios:

  • Especialidades: Los fundadores de la empresa deben tener diferentes especialidades. Uno puede ser un buen líder mientras que el otro es un genio del marketing. O uno puede ser muy bueno midiendo analíticas y haciendo campañas de marketing y el otro encontrando productos interesantes. Lo importante es que se complementen entre ellos.
  • Experiencias: Las experiencias que vivimos día a día nos marcan, y con ello, nuestro comportamiento y decisiones. Poder contar con puntos de vista de gente que ha tenido vidas muy distintas es de gran ayuda.
  • Foco: Existen dos clases de personas. Aquellas que se enfocan más en los detalles, y los que suelen adoptar una visión más global. Encontrar a la persona que te complemente en este campo es fundamental.

Ventajas y desventajas de emprender acompañado

✅ Ventajas:

Mayor sensación de seguridad al emprender

Un socio puede hacerte ver cosas que tú solo no verías, puedes debes defender tus ideas frente a otra persona

Tu socio puede y debería cubrir tus carencias

❌ Desventajas:

Es difícil encontrar a alguien que case bien contigo

Puede volverse un lastre en el medio plazo

Puede hacer el proceso más lento de lo que sería si estuvieses solo

Emprender con amigos como socios

Consejos para escoger un socio

Como se ha dejado ver a lo largo del artículo, elegir con quién montar una empresa es complicado. No existe una fórmula universal que te diga a quién debes tener en tu equipo y quien debe quedarse fuera.

No obstante, ahí van algunos consejos para que tomes la decisión correcta:

  1. No hagas socio al primero que pase por tu puerta. Un socio al final va a ser alguien con el que vas a pasar mucho tiempo, y sobre todo, momentos tensos derivados de la actividad empresarial. Como mínimo, si el proyecto sale bien, estarás un par de años teniendo contacto con esta persona. Por ello algunos emprendedores dicen que elegir un socio es como casarse, hay que escoger a la persona adecuada, pues un divorcio es muy complicado.
  2. No te hagas socio de nadie solo por la financiación. Si necesitas financiación, consigue el dinero de otra forma, un socio que no necesitas es un gasto.

¿Contratarías a este tipo si no necesitáramos financiación?

El arte de empezar 2.0
  1. Haz que los derechos de venta de las acciones se adquieran con el tiempo. De este modo te aseguras que si alguien abandona el barco muy pronto no se lleva grandes cantidades de acciones.
  2. Si vas a emprender con socios, define los roles de cada uno desde el principio. Cada persona tiene un papel, y eso debe respetarse.
  3. Te asocies con un amigo de toda la vida o con una persona que has conocido en un evento, antes de que la relación entre los socios se ponga tensa, firmad un contrato en el que se estipule que va a pasar con la empresa cuando os enfadéis, qué parte corresponde a cada uno y cómo lo vais a hacer. Cuando los socios están enfadados, es muy difícil mantener estas conversaciones.

¿Dónde encontrar socios para emprender?

Encontrar las personas adecuadas con las que emprender es complicado, pues uno nunca sabe dónde buscar.

Muchas veces se recomienda asistir a eventos de emprendimiento, marketing, desarrollo personal y sus derivados. Allí, encontrarás personas que también están en busca de gente que quiere empezar un negocio.

También es posible que si, lo que quieres es emprender en un sector que no conoces muy bien, te asocies con alguien que si lo haga. La manera de hacerlo puede ser yendo a eventos de esta temática.

Otro lugar en el que se suelen encontrar personas con las que emprender son el trabajo y la universidad. En este sentido, puedes ver de antemano, como trabajan antes de meterte en una relación profesional con ellos.

Las redes sociales son un arma muy potente, que se puede usar, tanto para hacer el bien, como para hacer el mal. Si las utilizas sabiamente, es posible que puedas acercarte poco a poco a alguien con el que quieras emprender y convertirlo en tu próximo socio.

Artículos relacionados:

Preguntas frecuentes:

¿Es imprescindible emprender con socios?

Es necesario diferenciar entre necesario e importante. Como tal, no es necesario, pero sí que puede ser interesante, sobre todo para no cegarnos por ver una única cara de la moneda de la situación.

¿Donde puedo encontrar socios?

Los socios se pueden encontrar en eventos, redes sociales, en el trabajo o la universidad e incluso estando de vacaciones.

¿Me puedo asociar con mi amigo?

Poder puedes asociarte con cualquier persona, pero llevar una empresa puede sacar lo mejor y lo peor de cada uno. Por ello, es importante definir unos roles claros desde el principio.