Saltar al contenido

¿Qué es el Efecto Diderot y Cómo Evitar que Pierdas tu Dinero?

En la sociedad actual, gastar más dinero del que se debería o incluso del que se tiene está a la orden del día. Uno de los motivos es el efecto Diderot, ¿eres capaz de identificarlo en tus propias carnes?

Si eres capaz de detectar y parar este efecto cuando estás de compras, créeme, acabarás ahorrando cientos de euros a final de año, ¿quieres saber cómo?

Que es el efecto diderot

¿Qué es el Efecto Diderot y cuál es su origen?

El efecto diderot describe el proceso por el que una única compra, desemboca en muchas otras, entrando en una «espiral de consumo«.

Este efecto recibe el nombre de Diderot por el filósofo y pensador Denis Diderot, que fue el primero en documentar dicho efecto al comprar un albornoz en su obra Arrepentimientos al despedirme de mi viejo albornoz.

Ejemplos del efecto diderot

Este fenómeno se puede aplicar a cualquier ámbito de la vida, pero para poner un ejemplo, lo explicaremos con una persona que acaba de empezar en el gimnasio.


Te acabas de apuntar al gimnasio. El primer día vas con la ropa deportiva que tenías por casa, ya que vas para probar. Enseguida te das cuenta de que necesitas unas zapatillas nuevas, esas no sirven.

Vas a la tienda y las compras, porque sí, de verdad las necesitabas. Al día siguiente cuando vuelves a entrenar, te fijas en tus pantalones y… Exacto, no tiene sentido llevar unas buenas zapatillas de deporte si luego llevas esos pantalones.

Antes incluso de ir al gimnasio te pasas por la tienda y compras un par de pantalones, varias camisetas, una botella deportiva para llevar el agua y unos auriculares inalámbricos para escuchar música entrenando. Al final, una compra de 50€ se ha transformado en una de 200€.


Todo esto es por cómo te hacen sentir esas compras, ¿acaso las camisetas hacen que tengas más fuerza o corras más rápido? Probablemente no. Pero aún así, nos parece una prioridad.

Esto es lo que le pasó a Denis Diderot con su bata. Cuando recibió ese regalo, se dio cuenta de que todo lo que tenía a su alrededor, no estaba a la altura de esa bata nueva.

Compras compulsivas efecto diderot

¿Cómo evitar el Efecto Diderot y las compras compulsivas?

Seguro que te has sentido identificado y que en alguna ocasión has comprado cosas que realmente no necesitabas. Incluso puede que hayas hecho memoria y hayas decidido parar antes de calcular el dinero que podrías haberte ahorrado.

Realmente, nadie quiere entrar en una espiral de gasto compulsivo, así que, atento a estos 5 consejos para evitar el Efecto Diderot:

1.- Se consciente de que existe

Saber qué es el Efecto Diderot y de qué formas se expresa, es la mejor manera de pararlo. Una vez lo identifiques, sabrás que estás a punto de comprar algo que no necesitas.

Las grandes superficies, supermercado e incluso las tiendas online se aprovechan de este tipo de efectos y sesgos para aumentar su facturación.

Una de las maneras más comunes es colocando muy cerca cosas que tiene sentido comprar juntas. Por ejemplo los snacks y las bebidas. En una tienda online lo pueden hacer recomendando un producto antes de pagar, por ejemplo, quieres comprar un teléfono, pues te ponen la funda al lado.

Un ejemplo más llamativo es la distribución de los productos en tiendas como Ikea, en las que te presentan una habitación completa y no solo un producto.

2.- Compra por utilidad

Con total seguridad, este y el siguiente consejo son los que más veces me han librado de las espirales de gasto infinitas. Para ello, solo tienes que preguntarte, ¿de verdad lo necesito?

Parece sencillo, pero si de verdad quieres algo, aunque no lo necesites, intentarás justificar su compra por todos los medios posibles. Se sincero contigo mismo.

3.- Mide tus gastos

El punto clave. Sin lugar a dudas, una de las cosas que ha conseguido que gaste mucho menos dinero, es saber en qué se va hasta el último céntimo que gasto.

Yo lo hago con un Excel, en el que tengo puesto los meses en las filas, y en las columnas diversas clasificaciones de gastos y de ingresos. Los ingresos los tengo en verde y los gastos en rojo. Así, cada vez que compro algo, lo añado, y cada vez que gano algo, también.

Una vez te das cuenta del dinero que gastas en tonterías, se hace mucho más complicado seguir haciéndolo.

4.- Lleva un estilo de vida minimalista

Ser capaz de vivir igual de bien, e incluso mejor, gastando y teniendo menos, es siempre una ventaja.

No se trata de no tener ningún tipo de lujo, sino de ser responsable y agradecido con lo que se tiene. De este modo, evitarás comprar cientos de cosas que no necesitas.

5.- ¿Cuál es tu estilo?

Si aún así has decido que necesitas comprar algo, trata de que se parezca a las cosas que ya tienes. Por ejemplo: si tienes que comprar una silla para el salón y esta es distinta a las demás, sentirás la necesidad de comprar otro juego de sillas para que todas sean iguales.

Artículos relacionados:

Conclusiones

Como has podido ver con algunos ejemplos, es muy sencillo caer en una espiral de gasto que no te lleva a ningún sitio. Tener presente qué es el efecto Diderot y saber cómo evitarlo, es tu mejor arma como consumidor.

¿Y tu, has sido víctima del efecto Diderot alguna vez? Te leo en los comentarios 👇🏻